reformas cocinas Eixample, cocinas barcelona, cocinas santos, enca interiros, reformas cocinas

Resumen reforma de cocina en el Eixample (Barcelona)

Un buen número de las reformas de cocinas que hacemos en pisos de fincas regias de l’Eixample, Barcelona, tienen una particularidad: las dimensiones reducidas de las cocinas. Además, la cocina no tenía el protagonismo en los hogares que tiene hoy, y mucho menos la actividad de cocinar se consideraba también como un pasatiempo.

A continuación te explicamos el paso a paso en un proyecto de reforma de cocina de un piso de 1929, en una finca regia del Eixample barcelonés, muy representativo de lo que nos solemos encontrar.

¿Cómo reformar una cocina pequeña en un piso del Eixample?

Se puso en contacto con nosotros un matrimonio de mediana edad, sin hijos, que necesitaba reformar su cocina, para actualizarla, tanto a nivel funcional como estético, y adaptarla a su estilo de vida.

Les gusta cocinar, compartir cenas y encuentros con amigos, hacer reuniones familiares, etc. El problema era que el tamaño de la cocina era muy reducido, esto les impedía cocinar juntos. Además, uno de los dos, en las quedadas con amigos o familiares, se perdía una buena parte del evento al estar la cocina sin conexión con el comedor y el salón.

Por otro lado, como suele ser típico en este tipo de pisos, en la cocina entraba muy poca luz, dado que daba al patio interior del edificio, donde suele haber luz indirecta. Querían disponer de un espacio bien iluminado pero sin que el resultado fuera frío e impersonal.

¿Cómo abrir la cocina al comedor y salón?

En la primera visita que nos hicieron, la pareja nos propuso una idea de reforma de cocina más convencional que la que acabamos haciendo, y es que, cuando vimos las posibilidades del espacio, ya son muchas reformas de cocina a nuestras espaldas, decidimos hacer la propuesta que detallamos a continuación.

Lo primero que hicimos fue tirar las paredes para ganar espacio y, de este modo, unificar la cocina, el pasillo, y el salón. Por otro lado, aprovechamos los elementos originales de la finca y recuperamos la “volta catalana”, típica en la arquitectura barcelonesa de esta época y zona, oculta bajo el falso techo, y la pared de ladrillo que hasta entonces estaba enyesada.

Como ahora el espacio había aumentado, decidimos poner un radiador de hierro fundido, de estilo vintage, para que la nueva estancia tuviera un punto de calor.

Una reforma de cocina con materiales de calidad

La calidad y versatilidad de los muebles de cocina Santos fue crucial en esta reforma. Además de conseguir con ellos un look mucho más contemporáneo, escogimos muebles de cocina blancos, con los electrodomésticos a juego e integrados, de líneas neutras, para potenciar la amplitud.

Dividimos el espacio de cocina en tres zonas: la zona de almacenaje, la de cocinado, con fogones de gas porque al cliente le gusta cocinar con llama, y una península como zona de trabajo, con la elección de un fregadero de una gran cubeta.

Para la encimera nos decantamos por Neolith Estatuario, muy elegante, de diseño de piedra natural, para que se pudiera trabajar con comodidad. Y para los suelos, de cara a potenciar la estética de estos pisos barceloneses tan singulares, escogimos suelos hidráulicos de imitación.

En el comedor se diseñó una mesa a medida, movible, en la que caben hasta ocho comensales, pegada a la península. Las sillas, se decidió conservar las que ya tenían, son el modelo Tower de Eames.

Iluminación de la cocina reformada

En esta reforma de cocina, como siempre, la iluminación fue un aspecto importante para mejorar la funcionalidad, crear distintos ambientes, y mejorar la sensación de confort.

Por un lado, realzamos la belleza de la “volta catalana” con una iluminación indirecta hacia el techo. Por otro, para la zona de la mesa conservamos la lámpara suspendida que tenían, un diseño que Luís Porqueras había creado para las olimpiadas de Barcelona 92. Para las zonas de trabajo, usamos iluminación integrada en los muebles de cocina y focos led regulables encima de la península.

Todas las luces del espacio se controlan y regulan mediante domótica, con Alexa de Amazon. El matrimonio puede controlarlas con la voz, sin necesidad de lavarse y secarse las manos cuando están cocinando. Un sistema que, además, permite poner música, la radio o podcast, aspecto que le da mucha calidez a la cocina.

Precio de la reforma de la cocina y duración

El proyecto de reforma de cocina duró aproximadamente seis semanas y costó alrededor de 26.000€ (impuestos no incluidos).

Ahora la pareja, puede disfrutar la reforma, pasando tiempo de calidad juntos, recibiendo a sus amigos y familiares, y celebrando comidas y cenas en grupo. Una buena inversión en cuanto a calidad de vida.